Vampiros

Nosferatu, eine Symphonie des Grauens 

(‘Nosferatu, una sinfonía del horror’) 

De 1922 dirigida por F. W. Murnau



El vampirismo ha sido utilizado profusamente en el cine de terror, llegando a convertirse en uno de los temas recurrentes de numerosos directores, e incluso algunos de los más galardonados han realizado incursiones ocasionales en el género.
Ya en 1896, en los primeros días del cine, el famoso director George Méliès, inventor de casi todos los trucos y efectos cinematográficos del período, realizó una historia de vampiros, estrenada con el nombre de La Manoir du Diable (La mansión del diablo). Esta película antecede a la publicación de Drácula.
En The Vampire (1913), dirigida por Robert G. Vignola, en la que aparecieron varias seductoras vampiras. La película de Vignola derivaba de un poema titulado "The Vampire" (1897) de Rudyard Kipling, quien a su vez se había inspirado en un cuadro de una vampira de Philip Burne-Jones (también expuesto ese mismo año). Los versos del poema de Kipling: A fool there was... (Érase un tonto…) fueron utilizados como título de la película A Fool There Was (1915), con la actriz Theda Bara en el papel de la vampira. El poema también fue utilizado en la publicidad de la película.1 Sin embargo, en estas primeras películas la vampira tenía muy poco de sobrenatural, siendo simplemente una mujer fatal que llevaba a un hombre a su perdición.




Nosferatu


El vampiro, de Fernando Méndez

ENTREVISTA CON EL VAMPIRO (1994) es una película dirigida por Neil Jordan y protagonizada por Tom Cruise y Brad Pitt. La película está basada en la novela homónima publicada por Anne Rice en 1976. Junto a Drácula, de Bram Stoker (1992) de Francis Ford Coppola fue la película que intentó volver a poner de moda el cine de vampiros en la gran industria cinematográfica norteamericana, género que había sido relegado. Daniel Molloy (Christian Slater) es un periodista que consigue su entrevista más importante: la del vampiro Louis de Pointe du Lac (Brad Pitt), que decide contar qué ocurrió desde que Lestat de Lioncourt (Tom Cruise) le convirtió en tal doscientos años antes.








La primera versión cinematográfica de Drácula, la novela de Bram Stoker, se realizó en 1920, y fue realizada en Rusia, adaptada directamente del libro original. Lamentablemente, no se conservan copias de dicha producción. Un año después, se realizaría otra versión muda en Hungría, dirigida por Karoly Lajthay.

F.W. Murnau.
Los rasgos genuinamente sobrenaturales del vampiro aparecen en la destacada película alemana Nosferatu: Eine Simphonie des Grauens (1922), dirigida por Friedrich Wilhelm Murnau. En ella se muestra al Conde Orlok, un terrorífico vampiro inhumano con rasgos de roedor que siembra la muerte a su paso y lleva la peste a la ciudad de Bremen. Sin embargo, a pesar de sus diferencias para no pagar derechos de autor, en realidad era una versión tan parecida de la novela de Drácula de Bram Stoker, que la viuda del escritor irlandés (que había vendido los derechos para hacer la película a un director ruso) interpuso una demanda y la ganó. Los tribunales ordenaron la destrucción de todas las copias existentes de la película, sin embargo sobrevivieron al menos 5 copias con las que se reconstruyó una versión en 1994. El actor que encarnó al Conde Orlok fue Max Schreck (1879-1936), un reconocido actor de teatro de la época.
La primera película estadounidense que aborda el tema del vampirismo fue The Bat (1926), una adaptación de una obra de teatro, dirigida por Roland West. El argumento gira en torno a una siniestra mansión donde un monstruoso murciélago comete una serie de asesinatos.
London after Midnight (1927), protagonizada por el actor Lon Chaney. Todas las copias de esta película han desparecido y solo se conservan algunos fotogramas. En 1935 Tod Browning realizará una nueva versión protagonizada por Béla Lugosi, sonora y con el título Mark of the Vampire (La marca del vampiro). El protagonista es el inspector Burke, que investiga una mansión embrujada y se disfraza de vampiro para salvar a una muchacha amenazada por sus ambiciosos parientes.
En 1931 el director alemán Fritz Lang produjo su primera película sonora, M, posteriormente subtitulada como “el vampiro de Dusseldorf”, que realmente no es una película de vampiros pues gira en torno a los homicidios cometidos por el asesino en serie Peter Kürten y el revuelo que causa en la sociedad.

M, el vampiro de Düsseldorf


Película alemana policial de 1931 dirigida por Fritz Lang. Está parcialmente inspirada en el caso real del asesino serial Peter Kürten, quien mató a varios niños en la ciudad de Düsseldorf. Es ampliamente considerada como un clásico de la cinematografía mundial y una obra maestra de su director.

Era la penúltima película de Lang dirigida en Alemania, y el realizador siempre la consideró su mejor trabajo allí. Mfue una de las primeras películas en emplear fuertemente un leitmotiv. Se considera que inicia las formas que, posteriormente, serían desarrolladas por el llamado cine negro. Entre otras el uso del fuera de campo, para lo que utiliza de manera muy eficaz la banda sonora.


En la ciudad de Düsseldorf anda suelto un asesino de niñas, y la policía lo busca. Los criminales que viven en los bajos fondos de la ciudad también deciden buscarlo, dado que la presión policial les está arruinando sus negocios.

Se trata de un estudio sobre una colectividad conmovida por un caso de criminalidad patológica. Se expone la tragedia interior de un obseso sexual y, consecuentemente, se procede a ejercer una corrosiva visión crítica de la sociedad dónde vive. Es irónico ver cómo el hampa y la policía tienen los mismos objetivos, por lo que se ha señalado su atisbo de un comportamiento criminal en el Estado alemán, como sucedió desde 1933. Su ambientación oscura comúnmente se interpreta dentro del pesimismo producto de la derrota alemana en la I Guerra Mundial, y también en una combinación orginal de aspectos del expresionismo y del nuevo realismo que estaba presente en la dramaturgia alemana.




Los colmillos de Drácula, un invento del cine

  


CHRISTOPHER LEE


Dracula de Bram Stoker, 1992




Restauración de la versión española del Drácula de 1931.
 George Melford



Vampiros en el cine






 

ESTIMATS MONSTRES MEUS


CronosLa invención de Cronos o Cronos, la invención del tiempo es una película mexicana de terror de 1992 escrita y dirigida por Guillermo del Toro. Es la ópera prima del reconocido y prolífico director, y la primera en la que trabaja junto a dos de sus actores preferidos y frecuentes colaboradores: el argentino Federico Luppi y elestadounidense Ron Perlman.





En 1535, un alquimista construye un extraordinario mecanismo encapsulado en un pequeño artefacto dorado en forma de escarabajo. El artefacto, diseñado para brindar vida eterna a su poseedor, sobrevive hasta 1997, cuando es descubierto por un anticuario llamado Jesús Gris. Mientras éste revisa el artefacto, de repente el mismo exuda unas pequeñas "piernas de araña" que le agarran fuertemente mientras una aguja le inyecta una solución no identificada en su piel. El espectador ve más tarde que el insecto produce la solución. Sin embargo, Gris no tiene conocimiento de estos detalles. El anticuario descubre que el artefacto extrae su sangre, pero a cambio su salud y vigor regresan en abundancia, como en su juventud. Su piel pierde las arrugas, su cabello crece y aumenta su apetito sexual. Pero a la vez también desarrolla una sed de sangre. Esto al principio le repugna, pero finalmente sucumbe a la tentación.
Un empresario rico y agonizante, Dieter De la Guardia, sabe de la existencia del dispositivo y se ha dedicado a acumular información sobre el mismo durante muchos años. Cuando descubre que el artefacto se encontraba oculto en una estatua que le había llegado a Gris, envía a su sobrino Ángel a buscarlo. Esto aflige a Ángel, ya que él odia a su tío y espera su muerte para poder apoderarse de la herencia. Sin embargo, el anticuario no está dispuesto a entregar el artefacto, ya que ha desarrollado una necesidad de usarlo, y además detecta que un hombre como De la Guardia lo utilizaría para el mal. Con el paso del tiempo Gris pone en peligro a su joven nieta, quien lo ayuda en su lucha para mantener consigo la invención de Cronos.




GUY MADDIN: MÍMESIS Y AUTOFICCIÓN


Drácula, el vampiro “pop” que “se comió” a Bram Stoker


Comentarios