Los bichos con ropa y las plantas en riguroso latín.

Beatrix Potter



Beatrix no jugaba con otros niños y su institutriz,muy severa, la perseguía continuamente para que se vistiera como una señorita “como si tuviera que estar permanentemente preparada para ir a misa” .


Era una lectora muy voraz , le encantaban las novelas de Walter Scott, Mary Edgeworth y Edward Lear. Muy observadora, irónica y aguda escribía un diario con códigos secretos que solo ella entendía, se rebela contra lo que se espera de ella. Beatrix era muy inteligente, muy luchadora y tenaz, tenía un humor delicioso e irreverente y una enorme imaginación. Confinada en su habitación de la planta alta de la casa, vivía en su mundo particular.




Paseando por los jardines de la mansión,observaba a los grillos, los lagartos, las ardillas y registraba todo lo que veía en unos dibujos detallistas y minuciosos. Potter amaba la naturaleza, era su refugio, donde se sentía útil.



Su padre admiraba en secreto el trabajo de su hija y la llevó al Museo de Historia Natural de Londres y al Victoria & Albert MuseumEn una de las galerías del Victoria & Albert, que Beatrix visitaba también casi en secreto, hoy se conserva la mayor colección de cuadernos y dibujos de Potter, algo impensable en aquella época.




Al morir cedió sus tierras a la National Trust y dejó ordenes estrictas: los granjeros pagarían poco por arrendar las tierras y se criarían especies autóctonas.Pidió a un granjero de confianza que esparciera sus cenizas en un lugar secreto.




Comentarios