Buenas noches, Sigmund





Pero yo ahora sólo anhelo morirme 

en “la belle indifference des histeriques”

en el paso a nivel de lo vivido. 

Morirme 

pero no morir

como la brasa se extingue 

para volver a donde yace el fuego.









Boreas

Comentarios